2.28.2011

: · . · : LLUEVE : · . · :

Llueve.
La puerta se abre con un leve chirrido mientras entra a su departamento y sacudiéndose las gotas, va hacia el baño en busca de una toalla. De regreso, para en el comedor y prende la televisión.
En alguna parte del mundo, la lluvia cae fuertemente y la gente corre desesperada. Las calles se inundan. En el bar de enfrente, un hombre entra deja el sombrero en una mesa y pide un café. En la tele, prendida, la gente corre y el agua sigue subiendo.
Una vez cambiada de ropa se prepara una taza de té y se sienta en el sillón. El hombre toma su café de a sorbos y sin apurarse. La gente no sabe qué hacer al temer que su casa se inunde.
Sigue lloviendo.
El hombre paga lo pedido, toma su sombrero y se levanta mientras ella decide ir a su cuarto a dormir, pero antes, se queda un rato más, parada frente a la ventana, observando la lluvia caer.
El hombre cruza la calle. La lluvia cae copiosamente, el vidrio empañado no puede evitar que una gota resbale cerca del marco. De repente, la calle está en silencio y en calma. Todos encontraron algún refugio y esperan que el diluvio cese.
El fuerte sonido del timbre la despierta con un sobresalto ¿Quién puede ser a esta hora? No se le ocurre. Toma una bata y se la coloca sobre el camisón. Arregla un poco su despeinado cabello claro y se encamina a la puerta. La lluvia incansable sigue cayendo y la calle ya no es tal cosa, se ha convertido en un río amenazante.
Mira por la mirilla. Lo conoce, sabe quién es, no tiene miedo ¿Por qué debería tenerlo?
El hombre la saluda y cruza el umbral del departamento. Aguarda el momento apropiado. Ella cierra la puerta detrás de sí y gira para verlo de frente. Su cara, deformada en una sonrisa macabra, es lo último que ve.
El hombre retira el arma homicida del cuerpo inerte y abriendo la puerta, se va.
Mientras tanto, llueve.

  SCARLET

2.14.2011

I AM   D E E P L Y   IN  LOVE   WITH  YOU












Happy Valentine's Day


2.08.2011

Volviendo a la Dulce Infancia...




¿Le Temes a la Oscuridad?



La serie trataba sobre un grupo de adolescentes que se autodenominaban La Sociedad de la Medianoche. Todas las semanas, en un lugar secreto en el bosque, un miembro debía contar una historia de miedo al grupo, a la luz de una hoguera. La historia era mostrada al televidente. Cada miembro debía comenzar su historia diciendo Submitted for the approval of the Midnight Society, I call this story... (Someto a la aprobación de la Sociedad de la Medianoche, esta historia a la que llamo...). El miembro debía continuar anunciando el título de la historia (The Tale of... La Historia de...).
Los temas de las historias normalmente eran fenómenos paranormales como fantasmas, magia, casas embrujadas, maldiciones, aliens, y brujas, entre otros. La mayoría de los episodios sucedían en el bosque, en casas abandonadas, en escuelas o bibliotecas. Evidentemente, no eran historias aptas para la población infantil, ya que aunque a finalidad de la mayoría de las historias era dar una explicación razonable de la mayoría de los miedos cotidianos, banalizando muchas situaciones o convirtiéndolas en fantásticas, lo cierto es que los niños pequeños (y no tan pequeños) no son capaces de asumir o entender en final feliz y se quedan con lo que mas les ha impresionado (los mencionados fantasmas, brujas, maldiciones, etc). En muchos foros, sobre todo americanos, la gente comenta que al ver esta serie a temprana edad desarrollaron sus primeros miedos y pesadillas. (Sí, bueno, no fue así exactamente en mi caso)
La fuente de las historias varió; muchas fueron adaptaciones de historias de dominio público, historias cortas o leyendas urbanas. Por ejemplo, el episodio tituladoThe Tale of the Twisted Claw (La Historia de la Garra maldita).
Muchas de las historias tuvieron finales felices; por ejemplo, en el episodio The Tale of the Lonely Ghost (La Historia del Fantasma Solitario) una niña muerta y su madre fueron reunidas. Pero siempre enfocándose en la huida segura del personaje principal de la historia (En excepción del capitulo la historia de la máquina de pinball, donde el personaje principal se queda atrapado en la máquina en si)
Al final de cada episodio (a excepción de los siguientes episodios: The Tale of the Crimson Clown (La historia del Payaso Rojo), The Tale of the Mystical Mirror(La historia del Espejo Místico), The Tale of the Zombie Dice (La historia del Dado Zombie)y The Tale of the Final Wish (La historia del deseo final) uno de los participantes de La Sociedad de la Medianoche tiraba un balde rojo lleno de agua a la fogata y todo el grupo se retiraba del campamento.






Escalofríos
Goosebumps (del inglés, piel de gallina) es el nombre de una serie de libros de terror y ciencia-ficción para jóvenes creada en 1992 por el escritor estadounidense R. L. Stine, que luego pasó a ser una serie de televisión.





Cuentos de la Cripta
Es una serie de televisión estadounidense creada a partir de los cómics de terror de EC Comics creada por William Maxwell Gaines. 

Cada episodio comieza con un recorrido de la cámara hacia la puerta de la mansión decrépita donde habita El Guardián de la Cripta. Una vez adentro la cámara recorre el vestibulo y demás partes de la casa hasta entrar por un pasadizo que conduce por una escalera al sótano donde de un ataúd despierta el Guardián con una risa desordenadamente macabra. Luego, hace una introducción (con juegos de palabras) sobre la historia que se presenta en el episodio, usualmente mientras busca el libro o la historia en sus páginas (cada vez que abre el libro, una de las página que se muestra tiene, en vez de palabras, una impresion de la portada del comic de la serie original, correspondiente a la historia relatada). Al concluir cada episodio hace una sarcástica reflexión del relato. (Amo ese personaje, sobre todo sus chistes y comentarios sarcásticos)



¿Verdad o Pesadilla?
Cada episodio tenía como duración media hora en donde se mostraban las historias de miedo más populares de Europa de todos los tiempos narrados por la joven Michelle Trachtenberg (la actriz que encarna a Dawn, la hermana menor de Buffy, la cazadora de vampiros).

 









Los Locos Addams

(claro que esta es una serie vieja... pero no hay que olvidar que es su momento se repitieron los capítulos y claro, también estaba la serie en dibujos animados)























Beetlejuice
Beetlejuice: Es el protagonista, de vez en cuando hace alguna diablura en el No-Mundo, de vez en cuando ayuda a Lydia en sus problemas y otras veces no, además de vez en cuando le miente para hacerse la vida la más facil y eso le provoca esqueletos en su armario debido a cada mentira que dice y la única manera de hacerlos desaparecer es con la verdad. Su vida era solitaria antes de conocer a Lydia con quien aparentemente está obsesionado, otra cosa importante es que algunos episodios se muestra que Beetlejuice está enamorado de Lydia. En la película él intento casarse con Lydia para salir de su tumba
Lydia Deetz: Es una niña gótica que al igual que Beetlejuice tiene un fuerte apego hacia él, en la película ella era como si estuviera muerta, pero aquí es un poco más alegre, de alguna manera causa que algunos hombre se sientan atraidos hacia ella (Prince Vince y Bully The Crud Son unos ejemplos).
Jack La Lynne: Es un esqueleto de origen frances que adora hacer ejercicio y mantenerse en forma aunque suene ironico ya que el es puro hueso,sin nada de carne,en una ocasion el gano el certamen "mister No-Mundo" el siempre tiene una actitud positiva de su amigo beetlejuice aunque el también se aproveche.
Ginger: Es una araña bailarina de Tap la cual ama su profesion y es especialista en pies,tiene una actitud positiva pero un tanto cuanto molesta en ocasiones, beetlejuice y ella se llevan muy bien en algunas ocasiones y en otras casi no se llevan muy bien.
El monstruo de al lado: Es el vecino de Beetlejuice y es un monstruo vaquero pues su casa es una calavera de res y por dentro tiene todo relacionado al oeste, considera a beetlejuice como un muy buen amigo a pesar de todo lo que ha hecho.




2.06.2011

"Vértigo"



Vertigo, conocida en castellano como Vértigo en América Latina, y como Vértigo (de entre los muertos) o De entre los muertos en España, es una película estadounidense dirigida por Alfred Hitchcock y estrenada en 1958. Narra la historia de John "Scottie" Ferguson un detective aquejado de acrofobia que se ve compelido a retirarse del servicio cuando un compañero cae de una cornisa al vacío, durante la persecución de un delincuente. Un día recibe una llamada de Gavin Elster, un antiguo compañero de clase, que es millonario, y le pide que vigile discretamente a su esposa Madeleine, que parece estar poseída por el espíritu de su bisabuela, Carlota Valdés, muerta cien años antes. Después de seguirla y observarla durante unos días, Ferguson se obsesiona con Madeleine. A partir de ese momento se ve envuelto en una trama de la que ya no puede salir. La película combina el suspenso y la ciencia-ficción catástrofista con temáticas relacionadas con el romance, misterio, muerte, decepción y alteración de la realidad. Su guión está basado en la novela Sueurs froides: d'entre les morts, (De entre los muertos) escrita por los franceses Pierre Boileau y Thomas Narcejac, y está protagonizada por James Stewart en el papel de "Scottie" y Kim Novak, quien interpreta un doble papel, como Madeleine Elster y Judy Barton. Se estrenó mundialmente en el Festival Internacional de Cine de San Sebastián de 1958.
Es una de las películas mejor valoradas de la cinematografía norteamericana, nominada a dos premios Óscar. Es un material caracterizado por el uso de la narrativa audiovisual lograda por el director, las buenas actuaciones de James Stewart y Kim Novak, las locaciones sacadas de la misma mente de Hitchcock y la minuciosidad con la que están cuidados todos los detalles de esta historia. Vertigo tuvo un inicio poco alentador cargado de tibias críticas y una pobre acogida en taquilla, sin embargo, fue ganando popularidad a medida que pasó el tiempo y se fue colocando siempre entre las mejores películas.


Kim Novak



                 James Stwart

                                                        


2.03.2011

2.02.2011

The Raven - E.A. Poe




Una vez, al filo de una lúgubre media noche,
mientras débil y cansado, en tristes reflexiones embebido,
inclinado sobre un viejo y raro libro de olvidada ciencia,
cabeceando, casi dormido,
oyóse de súbito un leve golpe,
como si suavemente tocaran,
tocaran a la puerta de mi cuarto.
"Es -dije musitando- un visitante
tocando quedo a la puerta de mi cuarto.
Eso es todo, y nada más.



"¡Ah! aquel lúcido recuerdo
de un gélido diciembre;
espectros de brasas moribundas
reflejadas en el suelo;
angustia del deseo del nuevo día;
en vano encareciendo a mis libros
dieran tregua a mi dolor.
Dolor por la pérdida de Leonora, la única,
virgen radiante, Leonora por los ángeles llamada.
Aquí ya sin nombre, para siempre.



Y el crujir triste, vago, escalofriante
de la seda de las cortinas rojas
llenábame de fantásticos terrores
jamás antes sentidos. Y ahora aquí, en pie,
acallando el latido de mi corazón,
vuelvo a repetir:
"Es un visitante a la puerta de mi cuarto
queriendo entrar. Algún visitante
que a deshora a mi cuarto quiere entrar.
Eso es todo, y nada más."



Ahora, mi ánimo cobraba bríos,
y ya sin titubeos:
"Señor -dije- o señora, en verdad vuestro perdón imploro,
mas el caso es que, adormilado
cuando vinisteis a tocar quedamente,
tan quedo vinisteis a llamar,
a llamar a la puerta de mi cuarto,
que apenas pude creer que os oía."
Y entonces abrí de par en par la puerta:
Oscuridad, y nada más.



Escrutando hondo en aquella negrura
permanecí largo rato, atónito, temeroso,
dudando, soñando sueños que ningún mortal
se haya atrevido jamás a soñar.
Mas en el silencio insondable la quietud callaba,
y la única palabra ahí proferida
era el balbuceo de un nombre: "¿Leonora?"
Lo pronuncié en un susurro, y el eco
lo devolvió en un murmullo: "¡Leonora!"
Apenas esto fue, y nada más.



Vuelto a mi cuarto, mi alma toda,
toda mi alma abrasándose dentro de mí,
no tardé en oír de nuevo tocar con mayor fuerza.
"Ciertamente -me dije-, ciertamente
algo sucede en la reja de mi ventana.
Dejad, pues, que vea lo que sucede allí,
y así penetrar pueda en el misterio.
Dejad que a mi corazón llegue un momento el silencio,
y así penetrar pueda en el misterio."
¡Es el viento, y nada más!



De un golpe abrí la puerta,
y con suave batir de alas, entró
un majestuoso cuervo
de los santos días idos.
Sin asomos de reverencia,
ni un instante quedo;
y con aires de gran señor o de gran dama
fue a posarse en el busto de Palas,
sobre el dintel de mi puerta.
Posado, inmóvil, y nada más.



Entonces, este pájaro de ébano
cambió mis tristes fantasías en una sonrisa
con el grave y severo decoro
del aspecto de que se revestía.
"Aun con tu cresta cercenada y mocha -le dije-.
no serás un cobarde.
hórrido cuervo vetusto y amenazador.
Evadido de la ribera nocturna.
¡Dime cuál es tu nombre en la ribera de la Noche Plutónica!"
Y el Cuervo dijo: "Nunca más."



Cuánto me asombró que pájaro tan desgarbado
pudiera hablar tan claramente;
aunque poco significaba su respuesta.
Poco pertinente era. Pues no podemos
sino concordar en que ningún ser humano
ha sido antes bendecido con la visión de un pájaro
posado sobre el dintel de su puerta,
pájaro o bestia, posado en el busto esculpido
de Palas en el dintel de su puerta
con semejante nombre: "Nunca más."



Mas el Cuervo, posado solitario en el sereno busto.
las palabras pronunció, como virtiendo
su alma sólo en esas palabras.
Nada más dijo entonces;
no movió ni una pluma.
Y entonces yo me dije, apenas murmurando:
"Otros amigos se han ido antes;
mañana él también me dejará,
como me abandonaron mis esperanzas."
Y entonces dijo el pájaro: "Nunca más."



Sobrecogido al romper el silencio
tan idóneas palabras,
"sin duda -pensé-, sin duda lo que dice
es todo lo que sabe, su solo repertorio, aprendido
de un amo infortunado a quien desastre impío
persiguió, acosó sin dar tregua
hasta que su cantinela sólo tuvo un sentido,
hasta que las endechas de su esperanza
llevaron sólo esa carga melancólica
de "Nunca, nunca más."



Mas el Cuervo arrancó todavía
de mis tristes fantasías una sonrisa;
acerqué un mullido asiento
frente al pájaro, el busto y la puerta;
y entonces, hundiéndome en el terciopelo,
empecé a enlazar una fantasía con otra,
pensando en lo que este ominoso pájaro de antaño,
lo que este torvo, desgarbado, hórrido,
flaco y ominoso pájaro de antaño
quería decir graznando: "Nunca más,"



En esto cavilaba, sentado, sin pronunciar palabra,
frente al ave cuyos ojos, como-tizones encendidos,
quemaban hasta el fondo de mi pecho.
Esto y más, sentado, adivinaba,
con la cabeza reclinada
en el aterciopelado forro del cojín
acariciado por la luz de la lámpara;
en el forro de terciopelo violeta
acariciado por la luz de la lámpara
¡que ella no oprimiría, ¡ay!, nunca más!



Entonces me pareció que el aire
se tornaba más denso, perfumado
por invisible incensario mecido por serafines
cuyas pisadas tintineaban en el piso alfombrado.
"¡Miserable -dije-, tu Dios te ha concedido,
por estos ángeles te ha otorgado una tregua,
tregua de nepente de tus recuerdos de Leonora!
¡Apura, oh, apura este dulce nepente
y olvida a tu ausente Leonora!"
Y el Cuervo dijo: "Nunca más."



"¡Profeta! exclamé-, ¡cosa diabólica!
¡Profeta, sí, seas pájaro o demonio
enviado por el Tentador, o arrojado
por la tempestad a este refugio desolado e impávido,
a esta desértica tierra encantada,
a este hogar hechizado por el horror!
Profeta, dime, en verdad te lo imploro,
¿hay, dime, hay bálsamo en Galaad?
¡Dime, dime, te imploro!"
Y el cuervo dijo: "Nunca más."



"¡Profeta! exclamé-, ¡cosa diabólica!
¡Profeta, sí, seas pájaro o demonio!
¡Por ese cielo que se curva sobre nuestras cabezas,
ese Dios que adoramos tú y yo,
dile a esta alma abrumada de penas si en el remoto Edén
tendrá en sus brazos a una santa doncella
llamada por los ángeles Leonora,
tendrá en sus brazos a una rara y radiante virgen
llamada por los ángeles Leonora!"
Y el cuervo dijo: "Nunca más."



"¡Sea esa palabra nuestra señal de partida
pájaro o espíritu maligno! -le grité presuntuoso.
¡Vuelve a la tempestad, a la ribera de la Noche Plutónica.
No dejes pluma negra alguna, prenda de la mentira
que profirió tu espíritu!
Deja mi soledad intacta.
Abandona el busto del dintel de mi puerta.
Aparta tu pico de mi corazón
y tu figura del dintel de mi puerta.
Y el Cuervo dijo: Nunca más."



Y el Cuervo nunca emprendió el vuelo.
Aún sigue posado, aún sigue posado
en el pálido busto de Palas.
en el dintel de la puerta de mi cuarto.
Y sus ojos tienen la apariencia
de los de un demonio que está soñando.
Y la luz de la lámpara que sobre él se derrama
tiende en el suelo su sombra. Y mi alma,
del fondo de esa sombra que flota sobre el suelo,
no podrá liberarse. ¡Nunca más!





Amigas

Hoy, puedo decir que soy feliz.
Puedo decirlo, gracias a una personita muy importante para mí,
Una amiga a la que quiero mucho y no veo hace tiempo.
Gracias a Dios puedo decir que soy feliz de poder verla hoy,
De poder hablar juntas, reírnos juntas, llorar juntas.
Siempre es una alivio conversar con ella,
Siento cómo mi cuerpo se libera del peso que tienen
Todas las cosas que siento, pienso o que simplemente me pasan.
Puedo ser yo al 100%, y les puedo asegurar,
QUE NO EXISTE NADA MÁS LINDO

Para Caro 

SCARLET

Un Peán


I 

¿Cómo será leído el rito del entierro? 
¿La solemne canción cantada? 
¿El réquiem para las más bella muerta, 
que haya muerto tan joven?

II 

Sus amigos están contemplándola, 
en su vistoso féretro. 
¡Y lloran! ¡Oh!, deshonrar 
la belleza muerta, con una lágrima!

III 

Ellos la amaban por su riqueza 
la odiaban por su orgullo. 
Pero ella creció con salud feble, 
y ellos la aman, pues murió.

IV 

Ellos me dicen (mientras hablan 
de su "costosa mortaja bordada") 
que mi voz se está volviendo débil, 
que no debería cantar de ningún modo.

V 

¡Oh, que mi tono debiera 
adecuarse a tan solemne canción 
tan lastimera, tan lastimera, 
que la muerta no sintiese agravio.

VI 

Pero ella se ha ido arriba, 
con la joven esperanza a su lado, 
y yo estoy embriagado con el amor 
de la muerta, que es mi novia.

VII 

De la muerta de la muerta que yace 
toda perfumada aquí, 
con la muerte en los ojos, 
y la vida en el cabello.

VIII 

Así en el ataúd recio y largo 
yo golpeo. El susurro enviado 
por las grises cámaras a mi canción 
será el acompañamiento.

IX 

Tú bien moriste en el junio de tu vida, 
pero no moriste demasiado bella 
no moriste demasiado pronto, 
no con demasiada calma en el aire.

X 

Por eso, para ti esta noche 
no elevaré un réquiem, 
pero te llevaré en tu vuelo, 
con un peán de antaño.

PEÁN:Antiguo canto coral griego, dedicado a Apolo, de contenido bélico, que solía interpretarse en la celebración de una victoria.


2.01.2011

OPhELiaC ♥


I'm your Opheliac
I've been so disillusioned
I know you'd take me back
But still I feign confusion
I couldn't be your friend
My world was too unstable
You might have seen the end

But you were never able
To keep me breathing
As the water rises up again
Before I slip away

You know the games I play
And the words I say
When I want my own way
You know the lies I tell
When you've gone through hell
And I say I can't stay
You know how hard it can be
To keep believing in me
When everything and everyone
Becomes my enemy and when
There's nothing more you can do
I'm gonna blame it on you
It's not the way I want to be
I only hope that in the end you will see
It's the Opheliac in me

I'm your Opheliac
My stockings prove my virtues
I'm open to attack
But I don't want to hurt you
Whether I swim or sink
That's no concern of yours now
How could you possibly think
You had the power to know how
To keep me breathing
As the water rises up again
Before I slip away

You know the games I play
And the words I say
When I want my own way
You know the lies I tell
When you've gone through hell
And I say I can't stay
You know how hard it can be
To keep believing in me
When everything and everyone
Becomes my enemy and when
There's nothing more you can do
I'm gonna blame it on you
It's not the way I want to be
I only hope that in the end you will see
It's the Opheliac in me

Studies show:
Intelligent girls are more depressed
Because they know
What the world is really like
Don't think for a beat it makes it better
When you sit her down and tell her
Everything gonna be all right
She knows in society she either is
A devil or an angel with no in between
She speaks in the third person
So she can forget that she's me

Doubt thou the stars are fire
Doubt thou the sun don't move
Doubt truth to be a liar
But never doubt
Doubt thou the stars are fire
Doubt thou the sun don't move
Doubt truth to be a liar
But never doubt I love

You know the games I play
And the words I say
When I want my own way
You know the lies I tell
When you've gone through hell
And I say I can't stay
You know how hard it can be
To keep believing in me
When everything and everyone
Becomes my enemy and when
There's nothing more you can do
I'm gonna blame it on you
It's not the way I want to be
I only hope that in the end you will see
It's the Opheliac in me



El Último Aliento

“Sabés que no puedo quedarme por mucho tiempo. Sólo vine para decirte lo mucho que te amo y que no tengo miedo, de verdad.
Puedo ver tu rostro, lloroso. Todavía puedo percibirlo: tus hermosas facciones, aquellas que me cautivaron esa lluviosa mañana de julio. Estabas allí, parado, firme, tendiéndome un paraguas. También recuerdo tu sonrisa, siempre fue la más hermosa y procura que siga siéndolo, por favor, por mí.
Abrázame fuerte ¿Podés sentirme aún? ¿Podés sentirme en tus brazos?
No tiembles. Será duro, yo sé que lo será, pero tenés que seguir adelante, no podés rendirte, no todavía, no cuando estás lleno de vida.
Extrañaré el invierno y este frágil mundo, pero no te preocupes, nos volveremos a encontrar, yo sé que algún día, dentro de mucho tiempo, me irás a buscar. sé que me amas, puedo sentirlo en tus lágrimas.
No voy a pedirte mucho, lo prometo. Sólo necesito que me jures que a pesar de que yo no esté, no te sentirás solo. porque yo siempre estaré en tu corazón y cuando encuentres a una chica que te quiera mucho, quizá tanto como yo, no la dejarás escapar por un recuerdo. Aún tenés mucho por vivir y muchas razones para ser feliz.
Ya es hora, por favor, no llores y regalame una sonrisa tuya, una tan bella como la de aquella vez bajo la lluvia. Cierra los ojos para que pueda desaparecer, para que puedas olvidar mi muerte y recordar mi vida.”
Él cierra los ojos lentamente y se queda quieto por un momento. Entonces percibe algo. Ya no puede sentirla, no puede tocarla. Aturdido abre los ojos violentamente: No hay nadie.
Levanta la mirada y secándose una lágrima escurridiza mira las nubes grises. Sonriendo al cielo comprende que ella está muerta. La lluvia comienza a caer.

SCARLET